Agencias de inteligencia de Estados Unidos y el Reino Unido intentaron vulnerar Tor (sin apenas éxito)


Las agencias de espionaje de Estados Unidos y el Reino Unido intentaron vulnerar Tor (con apenas éxito)

Desde que Edward Snowden comenzó a airear en público los trapos sucios de las agencias de inteligencia de Estados Unidos y el Reino Unido, se ha hecho cada vez más evidente que la red Tor se ha convertido en uno de los objetivos más importantes para los espías. Como seguramente sabes, Tor es una plataforma diseñada para garantizar el absoluto anonimato de sus usuarios utilizando un complejo sistema de enrutamiento y cifrado, haciendo prácticamente imposible de averiguar nombres, direcciones y actividad.

Dadas sus características, no debería sorprender a nadie que Tor sea una de las herramientas favoritas de hackers, periodistas, diplomáticos, delincuentes y agencias gubernamentales de todo el mundo, como tampoco que la NSA estadounidense y el GCHQ británico estén haciendo lo posible para encontrar la forma de pelar las capas de esta cebolla. Ahora, según podemos leer gracias a la última filtración de Snowden al diarioThe Guardian, sabemos que la red Tor sigue siendo básicamente impenetrable para los espías.

Un documento interno de la NSA titulado “Tor Apesta” revela que los analistas de la agencia estadounidense “nunca serán capaces de desanonimizar a todos los usuarios de Tor todo el tiempo”, añadiendo que “con un análisis manual podemos desanonimizar una parte muy pequeña de los usuarios de Tor”. Como mucho, la NSA puede identificar potencialmente a algunos de sus objetivos usando nodos falsos y examinando el tráfico saliente de la red en busca de patrones concretos, aunque el documento señala que el porcentaje de éxito en este tipo de operaciones es “insignificante”. Es por ello que la NSA y el GCHQ están tratando de introducir puertas traseras influenciando a los desarrolladores de Tor, aunque no está claro si han logrado algún tipo de resultado en este aspecto. De entrada, parece que la única forma relativamente efectiva de identificar a los usuarios de Tor es utilizando agujeros de seguridad en software de terceros, como inyectando malware desde sitios concretos en versiones antiguas de Firefox. Una técnica similar fue utilizada no hace mucho tiempo por el FBI para identificar a algunos usuarios de la red.

Así las cosas, parece que Tor sigue siendo una opción extraordinariamente segura para proteger conversaciones y hábitos de navegación en el máximo secreto, siempre y cuando uno se preocupe también de mantener el ordenador totalmente limpio y bien protegido contra otros factores de riesgo. Sus usuarios pueden estar por tanto contentos, aunque es posible que otras agencias de los Estados Unidos no lo estén tanto. El desarrollo de Tor fue financiado inicialmente gracias al Departamento de Defensa y su red es utilizada ampliamente por otros organismos, que seguramente no verán con buenos ojos la posibilidad de que el trabajo de la NSA para espiar a sus usuarios pueda poner en peligro su propio trabajo. Fuente http://es.engadget.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s