Un vistazo al nuevo Steam Controller de Valve


Un vistazo al nuevo Steam Controller de Valve

Es más de lo mismo, pero distinto. Cuando Valve anunció el mando oficial para las futuras Steam Machines nos dejó patidifusos con la extraña y al mismo tiempo casi natural decisión de integrar una pantalla táctil en posición central. ¿Qué mejor forma si no de seducir a una generación de jugadores que pasan la mitad de su tiempo pegados a teléfonos móviles y tablets? Desafortunadamente, una cosa es la teoría y otra muy distinta la práctica.

De poco sirve poder tener una pantalla táctil suplir la cruceta o los botones cuando la falta de retroalimentación hace necesario desviar la mirada de la pantalla para saber dónde tienes puestos los dedos, por no mencionar el consumo extra de batería. Al final Valve ha apostado por eliminar este elemento diferenciador y sustituirlo por ocho botones de aspecto más o menos clásico en su nuevo prototipo de mando, que ha sido bautizado con el nombre de D0g. Sí, igual que el “perro” de Alyx en Half-Life 2. El resto se mantiene más o menos igual, lo cual no significa que no se merezca un vistazo en mayor profundidad.

El nuevo Steam Controller se mantiene bastante fiel en diseño general y sensaciones al modelo precedente, con dos almohadillas táctiles con función de vibración en lugar de los clásicos sticks y un cuerpo igual de cómodo que antes, aunque tal vez ligeramente más pesado por las nuevas baterías introducidas por Valve. El cambio más notable es, naturalmente, la presencia de ocho botones: cuatro de ellos suplen a la clásica cruceta presente en los gamepads convencionales, mientras que los otros cuatro cumplen replican los clásicos A, B, X e Y. Son cómodos, aunque da la impresión que también resultan más pequeños que los típicos botones que podemos encontrar en un mando de consola. Los touchpads siguen siendo ágiles y resbaladizos; perfectos para controlar juegos de estrategia sin recurrir al ratón, aunque francamente extraños de utilizar cuando el usuario se enfrenta a un juego de acción que requiera movimientos rápidos y precisos como el clásico FPS.

SONY DSC

Antes de optar por este formato, Valve pensaba utilizar la desaparecida pantalla central del Steam Controller para aceptar gestos y mostrar información no esencial como notificaciones. Esta es una prestación que curiosamente todavía podría ser implementada en el futuro. No, no es posible descargar un nuevo firmware que haga que mágicamente le salga una pantalla táctil a tu gamepad, pero Valve cree que el denominado “modo fantasma” podría ser activado usando los trackpads al mismo tiempo que se pulsa un botón secundario, permitiendo asignar macros o funciones adicionales a las superficies táctiles del mando.

La integración de esta característica dependerá en gran medida de la velocidad de los propios desarrolladores de Valve, que están trabajando de cara al lanzamiento del gamepad hacia el cuarto trimestre de este año. La compañía, en cualquier caso, imagina su Steam Controller como un dispositivo en constante evolución, capaz de ganar nuevas funciones mediante progresivas revisiones de software. ¿Y nos podemos despedir de la pantalla central para siempre? Bien, según Valve, todavía no han abandonado la idea por completo, aunque por ahora será mejor si te vas olvidando de aventuras LCD como mínimo hasta el lanzamiento de su próxima versión. Fuente http://es.engadget.com/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s