El Galaxy S6 Edge luce sus curvas por fin


Al igual que su hermano, este curvilíneo teléfono no ha aguantado las embestidas de los más curiosos, y desde hace varios días sabíamos de su existencia e incluso su peculiar diseño. Y es que Samsung no ha podido resistirse a la hora de presumir de curvas. Estéticamente estamos ante un teléfono realmente futurista, un concepto real que parece llegar para terminar el trabajo empezado por el famoso Note Edge.

El Galaxy S6 Edge apuesta, al igual que el nuevo Galaxy S6, por un cuerpo donde el aluminio se encuentra con el vidrio, echando manos además de la protección Gorilla Glass 4. Su pantalla, una Super AMOLED, es de 5,1 pulgadas (Quad HD), ofreciendo una densidad de píxeles de 577 ppp y un efecto realmente llamativo, con bordes que se extienden a ambos lados del teléfono, para sacarle partido de igual forma que lo hacía el ya mencionado Note edge.

En el interior corre un procesador octa-core (combinación de un procesador quad-core a 2,1 GHz y otro quad a 1,5 GHz) con soporte de 64-bit, acompañado de 3 GB de RAM, además de venir con compatibilidad para LTE (cat.6), prestaciones todas estas que se repiten también en su recién presentado hermano Galaxy S6. Igualmente se sube al carro de los estándares de carga WPC y PMA.

En cuanto a sus cámaras, dispone de una trasera de 16 megapíxeles (lente f/1.9) y de una delantera (igual de luminosa) de 5 megapíxeles -de nuevo estas prestaciones se repiten respecto al S6. No se olvida del modo HDR en tiempo real, el estabilizador óptico o el balance automático de blancos para conseguir una mejor calidad de imagen en las capturas, además de venir ahora con una función llamada “Quick Launch”, que ofrece acceso rápido y directo para disparar en solo 0,7 segundos desde cualquier parte del menú. Para ello, solo hay que presionar dos veces el botón ‘Home’.

Una cosa que no comparte el S6 Edge con el S6 son las medidas, aunque difieren bastante poco. El Edge es un pelín más grueso pero ligeramente más estrecho y corto (hablamos de milímetros), siendo sus números de 142,1 x 70,1 x 7 mm. El peso, por otra parte, es seis gramos más ligero, de forma que se planta en los 132 gramos, según la báscula.

No tenemos por el momento datos sobre su autonomía, pero sabemos que la batería que integra es de 2.600 mAh. En cuanto al resto de conexiones, viene con NFC, WiFi (802.11 a/b/g/n/ac (2.4/5GHz) y MiMO), Bluetooth 4.1, conector con interfaz USB 2.0 y sensor IR. Ni qué decir tiene que de nuevo están además presentes el lector de huellas y el detector de ritmo cardíaco. El sistema operativo, sin sorpresas, es Android Lollipop, en el que te encontrarás con algunos servicios de la casa tales como la plataforma S Health, S Finde, S Voice y el nuevo Samsung Pay.

El Galaxy S6 Edge estará disponible en el mercado de manera global a partir del 10 de abril. Llegará en cuatro colores (Blanco Perla, Negro Zafiro, Oro Platino y Verde Esmeralda) y en tres variantes de almacenamiento (ojo, porque no hay microSD): 32, 64 y 128 GB. Fuente http://es.engadget.com/

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s