Escándalo Volkswagen


Seguro que no andas ajeno al lío montado con Volkswagen. El escándalo de la firma alemana no es una simple anécdota en el camino, un pequeño bache por el que todas las empresas pasan… no. La empresa podría enfrentarse a una multa *mil millonaria* y a un desprestigio público que bien haría tambalear sus firmes cimientos. Y todo por querer ser un poco más lista que los demás.

EL SOFTWARE DE LA DISCORDIA

Hace unos días saltaba a la palestra la noticia de que Volkswagen estaba siendo investigada por la Agencia de Protección Medioambiental de EEUU. La razón era que habían encontrado a la compañía usando ciertos trucos de software para manipular sus vehículos y hacer que aprobasen los tests de contaminación realizados por el organismo. Para ello los coches harían uso de un dispositivo de desactivación, capaz de tener los sistemas de control activos durante las pruebas y desactivarlos el resto de tiempo, “en modo normal”, emitiendo con ello altos niveles de óxido de nitrógeno.

Quizás así leído no te parezca que sea para tanto, pero estamos hablando nada más y nada menos que de 11 millones de modelos diésel Volkswagen y Audi, vendidos desde el año 2009, emitiendo un compuesto químico perjudicial para la salud. Ahí es nada.

MEA CULPA Y PRIMERAS CONSECUENCIAS

Volkswagen ha tenido que admitir el error -no le queda otra, ha sido pillado con las manos en la masa- y se ha hecho público que efectivamente utilizaban este sucio truco. Se trata de una acción ilegal y un acto contra la salud pública, según se apunta, por lo que las consecuencias podrían ser bastante graves. La propia firma alemana estimaba hoy que esta pesadilla podría costarle alrededor de 6.500 millones de euros (duele pensarlo, ¿eh?) para cubrir los servicios necesarios en el proceso y sobre todo recuperar la confianza de sus usuarios.

Volkswagen dice además estar trabajado rápidamente en poder aclarar todo esto de la mejor manera posible y asegura que no todos los motores están afectados (solo los tipo EA 189). Por el momento ha llamado a revisión a 500.000 vehículos.

Las autoridades de Alemania, Francia, Corea del Sur e Italia, por su parte, están llevando a cabo sus propias investigaciones -esto ha sido como abrir la caja de Pandora-, por lo que la bola podría ser aún mayor y aparecer en los próximos días nuevas multas y demandas colectivas que sumarían miles de euros a las cuentas hechas por los alemanes.

Decir por tanto que esto es una “crisis” en la historia de Volkswagen es todo un eufemismo. Veremos cómo evoluciona el asunto en los próximos días. Fuente http://es.engadget.com/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s